Cómo atraer a las mujeres libres de derechos

Señora quiere llevarse a uno de mis perros porque tengo tres y su hija no tiene uno.

2020.10.19 06:52 SolHyee Señora quiere llevarse a uno de mis perros porque tengo tres y su hija no tiene uno.

Hola, esta historia sucedió antes de la pandemia, desde siempre he sido amante de los animales, me encantan, ahora bien, tengo tres perros de diferentes razas y los paseo regularmente por cierta zona, mi madre no es fanática de los animales y mi padre simplemente está demasiado ocupado para pasearlos conmigo, así que salgo sola con ellos, algunas veces voy con todos juntos y otras veces simplemente paseo a uno diferente cada día.
Ahora bien, tengo una husky, una mestiza de cocker y Collie y una pincher, la que más trae atención es la husky, pero está es la más tímida y en general no le gusta que ma gente extraña se le acerque sin embargo es amistosa, la cocker mestiza es simplemente una bola de amor e hiperactividad andante y la pincher que es la más viejita, ella es una amargada con todos excepción de mi, posesiva, protectora y no actúa de acuerdo a su tamaño, sin embargo mientras yo esté presente ella sabe comportarse y no actuar de manera agresiva. (perdón por la larga introducción)
Era un día simple como cualquier otro y estoy paseando a la husky, estoy acostumbrada a que pasear perros es igual a atraer gente, sobretodo niños, lo cuál me da igual a pesar de que soy bastante introvertida y no me gusta la atención, mientras te compartes y trates bien a mis perros, eres libre de jugar con ellos todo lo que quieras. Todo bien hasta que de repente llega esta niña que simplemente va y trata de quitarme la correa de mi perra, sin aviso, sin preguntar, nada, sólo fué directo a ello, lo que obviamente asustó al perro que de inmediato retrocedió al igual que yo.
Me calmo, y trato de procesar lo que había pasado, miro a la niña (que no debería tener más de 9), luego miro a mi perra que está tratando de escabullirse entre mis piernas y regreso a mirar a la niña.
Yo con mi mejor sonrisa le digo : Hola, ¿por qué trataste de tomar la correa de mi perro?, eso es peligroso, un perro que no conoces podría morderte si lo asustas de esa manera.
La niña voltea los ojos y me responde: Es mi perro, mi propio perro no va a morderme.
En este punto sentí que mi cerebro echando humo tratando de procesar las palabras de esta niña, miré a todos lados estúpidamente tratando de averiguar si había otro perro parecido al mío y la niña simplemente se había equivocado de persona y todo esto no era más que una tonta confusión, JA!.
Dios, lo que me esperaba.
Niña: Bueno, dame a mi perro ahora. (Yo todavía seguía en silencio).
Cuando me asegure de que no había ningún otro perro en la zona, fué que dediqué mi atención a ella nuevamente, está tenía una expresión que sólo había visto hacerla el trío de populares en mean girls.
Yo: (Respiro profundamente tratando de creer que sólo es una confusión) Bueno, creo que te equivocas, es mi perro.
Niña: ¡NO! Es mío, quiero un perro y tú tienes varios, yo quiere este.
Oh dios, al fin comprendí, era una mocosa malcriada de la que "si lo veo y me gusta, automáticamente es mío", no pude evitar dejar escapar una risita que no me hizo mucha gracia a mini Karen/niña con derecho, pero bueno era una niña, tampoco iba a iniciar una discusión con ella supuse que me había visto pasear con los otros perros porque sabía que tenía más, volvió a tratar de tomar la correo de mi perra que en este puso se estaba agitando mucho, la detuve con la mano y simplemente seguí de largo.
La niña me grito un par de cosas insultantes pero la ignoré y seguí, pensé que ese era el fin del asunto, pero no, el drama continuaría un lunes de la semana siguiente.
Voy a mi lugar habitual esta vez para pasear a mis tres perros, la cocker lleva correa al igual que la husky pero la pincher no, ella me sigue, no se separa de mi (no la entrené para hacer esto, ella simplemente es así), todo tranquilo, sólo hay paz y es un día hermoso, hasta que la voz chillona de mini Karen manda todo al carajo y se que esta salida será el infierno.
Niña: Mamá, ahí está ella, la que no me quiso dar mi perro.
Aquí hace aparición muestra endiablada villana, una mujer con cara de orco que tenía pinta de ser una Karen de nivel 999 y de haber comido tres bebés para desayunar, entonces habla, con una voz increíblemente gruesa.
Karen: ¡TÚ!(grita) Maldita mocosa, como te atreves a quitarle su perro a mi hija.
No me da tiempo a procesar la situación cuando ella ya está frente a mi gruñendo, con la cara roja, mientras su mocosa sonríe de oreja o oreja con esa expresión de "ya valiste vr*g".
Yo (tratando de ser lo más amable y racional posible) Buenos días señora, disculpe, pero no tengo ningún perro que pertenezca a su hija.
Karen: TIENES TRES PERROS (grita, como si eso fuera algo del otro mundo), Son demasiados y eres una mal*ita egoísta por no darle uno a mi pequeña bebé.
Yo: Disculpe, pero, ¿por qué tendría que darle uno a ella?.
Karen: ¿Eres retradada?, tienes tres, TRES, perros, y eres sólo una mocosa.
Yo: Sigo sin entender el problema, tengo tres perros, si, ¿y?.
Yo:No veo porque eso tenga algo que ver con su hija o con usted, ahora si me disculpa.
Tranquilamente traté de dejar todo hasta ahí pero la loca Karen tenía que seguir j*diendo, me tomó del brazo y me hizo girarme, en ese momento la niña trató de alcanzar la correa de uno de mis perros a lo que la detuve y justo después empujé levemente a su madre para que me soltara (soy delagada y más baja que ella pero paseo a tres perros, dos de ellos con una fuerza suficiente como para arrastrar a mi papá, un hombre alto de 120 kilos, así que no soy exactamente débil). Enseguida el drama se intensifica, la mujer grita armando un escándalo.
Karen: ¡¡ME ESTÁS AGREDIENDO!!, AYUDAAA, UNA LADRONA ME AGREDIÓ Y TRATA DE LLEVARSE AL PERRO DE MI HIJA.
Para esto punto la situación era ridícula, yo la veía a ella con una expresión en blanco, mientras graznaba estupideces al azar, mis perros a este punto estaban nerviosos y agitados, mi husky se trataba de esconder entre mis piernas, la cocker caminaba de aquí allá y la pincher estaba sentada a mi lado mirándome (la única relativamente tranquila).
Yo: Señora, por favor pare, se está avergonzando (la gente miraba pero seguía de largo, todos con una expresión de confusión y otros se reían).
Karen: La que debe parar eres tú, mocosa, tienes tres perros (y dale con los tres perros), tus padres deben estar hartos de mantenerlos, mi hija merece uno, mi ángel puede elegir al que le guste, tú no puedes mantenerlos, así que dame uno antes de que te demande por neglicencia.
Niña: Me gusta este mami, quiero esa, la negra (dice señalando a la cocker, al parecer ahora le gustaba más ella)
La mujer con dos c*jones todavía va y trata de ir por la correa de la perra que señaló su hija, yo por supuesto lo impido y esta lunática vuelve a gritarme, enloquecida, tratando de arrancarme ambas correas a la vez y en eso llega un policía.
El policía nos ve a ambos y entonces hace la típica pregunta.
P: ¿Qué está pasando aquí?
Yo (hablando inconscientemente): la verdad eso también me gustaría saber.
El policía me mira confundido y Karen, que podría haber aprovechado para irse, dejar las cosas así, no, va y le grita al policía sobre como le robé a su perro a su hija, que había robado los otros también y que estaba amenazando con perseguir a hija y secuestrarla (Señora, la dr*ga que se metió estaba bien fuerte)
Dios debería darle un oscar por tremenda trama que se inventó en menos de 10 segundos.
Bueno, ella termina de contarle la historia al policía en la que sólo le faltó decir que yo era una asesina serial que mató a su marido y ahora iba por ella.
P: ¿Es eso cierto señorita?.
Yo:N- (Karen me interrumpe)
Karen: ¡SI!, ahora llevársela presa (chilla), cariño agarra a tú perro.
La niña con una sonrisa victoriosa corre para quitarme la correa a lo que me las llevo los más alto que puedo (son largas así que esto no le provocaría problemas a los perros), está chilla y grita.
Karen: ¡DALE EL PERR- (está vez la interrumpo yo antes de que termine su grito)
Yo (ya irritada): Silencio señora, me tiene cansada de sus gritos y drama constante, la cantidad de perros que tenga no le da derecho a exigirme que le de uno, niña, basta de una vez, si tanto quieres un perro, adopta uno o que tú mamá te lo compre, hay muchos refugios con perros adorables que esperan un hogar (bien, admito que esto me salió con la voz más fuerte y firme de lo que esperaba, eso paralizó por un segundo a Karen y molestó terriblemente a la niña que empezó a lloriquear).
Yo: Señor oficial, estos son mis tres perros, los tengo desde bebés, está señora miente, me está acosando desde hace rato para que le de a uno de mis perros, tanto ella como su hija tratan de llevarse a la fuerza a uno de ellos.
Karen: ¡No es cierto!, yo le compré este perro a mi hija (ella simplemente apuntó a mi dirección, sin señalar en concreto a ninguno) Ella miente, mirela se nota que es sólo una mocosa malcriada que no puede mantener a esos animales.
Yo: Mire, trabajo bastante duro para mantener a mis perros, así que deje su película.
El policía suspira.
P: Señora, ¿cuál es su supuesto perro?, ¿cómo se llama?, ¿cuál es su raza?.
En este punto el orco Karen se puso pálida por unos segundos antes de responder, probablemente lo primero que se le vino a la cabeza.
Karen: Es la raza pequeña, negra, dile al oficial como se llama tú perro cariño (dijo mirando a su hija, la niña obviamente lo pensó antes de responder).
Esto fué probablemente algo astuto en su mente porque tenía dos que claramente eran pequeñas y negra (la pincher es en su mayoría de ese color)
Niña: ¡Princesa!
P: (Para este punto este pobre señor notó que claramente esta señora ni tenía ni idea de perros) Bueno, ahora usted señorita, dígame, nombre, raza.
Yo: (Sonriente), Husky, Alaska, Cocker mestiza con collie Happy, Pincher Sasha.
P:Bien señora, usted me va a acompañar por intento de robo y acoso contra la señorita que espero desee presentar cargos por hacerla perder tiempo con sus chillidos de loca.
Oh si, el policía le dijo eso, señor si lee esto, usted es mi ídolo.
Para este punto Karen estaba más roja que un tómate y en lo que debía haber sido su última neurona tratando de hacer un plan, gritó como un guerrero espartano antes de "atacar".
La señora loca trató de tomar a mi Sasha (la pincher y la única sin correa) en un pobre y desesperado intento de llevarse alguno de mis perros, el policía enseguida se puso en guardia pero yo lo detuve negando con la cabeza.
Todo pasó en cámara lenta, Karen, si miras esto, hay muchas cosas que puedes hacer en está vida, pero tratar de tomar a un pincher que se sienta como tranquila al lado de una persona, con esa expresión de soldado, es un gran no no. ¿Tú eres una Karen nivel 999?, Sasha puede pasar de ser un perro a una criatura del inframundo nivel 5000 en menos de un segundo, y si te percibe como una potencial amenaza para mi, c*gaste.
Mi pequeña pincher atacó su pierna antes de que siquiera ella pudiera retroceder cuando vió su error, le arrancó un pedazo de pantalón y sin dejar de gruñir se posicionó frente a mi, el policía no pudo evitar reír cuando vió a Karen gritar aterrorizada con esa voz gruesa.
Karen: Policía, arreste a esta mocosa, su perra trató de matarme!.
P: Señora, vi todo, usted trató de robar su perro, aparte de mentir, acosarla, y molestar al público en general, además de hacerme perder mi tiempo, señorita, ¿va a presentar cargos?.
Yo: Oh, puede apostar que si (hablé mientras le daba un premio a mi pequeña soldado y este arrastraba a la mujer con él)
A todas estás la niña seguía a su mamá siendo arrastrada por el policía mientras lloraba y gritaba acerca de que quería mi perro, en fin, eso arruinó mi mañana. Así que regresé a casa, puse una película y me senté en la sala con mis tres amigas de cuatro patas a disfrutar del resto del día en casa.
Mis padres enloquecieron cuando les conté todo pero ahora nos reímos de ellos, pasé por varios dolores de cabeza con esa Karen por lo de presentar cargos (pero no hizo gran cosa contra mi, no vale la pena decirlo) luego de eso no volví a saber de ella ni de su mocosa.
submitted by SolHyee to padresconderecho [link] [comments]


2020.02.06 00:08 MoteConHuesillo “Breve Historia del Neoliberalismo” (2007) de David Harvey. Apuntes y brevísima valoración del libro

Advertencia: no hay tldr.
Fuentes para descargar: versión escaneada, solo imagen - versión de la CNT que se puede copiar y pegar
APUNTES DEL LIBRO
El libro se divide en 7 partes más una introducción donde se declara que el objetivo será articular “un relato político-económico del origen de la neoliberalización y del modo en que ha proliferado de manera tan generalizada a escala mundial.”, además de que se da una pequeña sinopsis del contenido de las 7 partes. A continuación sintetizaré algunas ideas que me parecieron interesantes de cada una de las partes del libro, y citaré latamente en algunos casos.
I.- La libertad no es más que una palabra
La descripción en Google Books nos “spoilea” la tesis central que revela en la mitad del desarrollo de esta primera parte y que intentará demostrar en las partes subsecuentes. De aquella cito:
> Lejos de tratarse de una adaptación natural y de una respuesta técnicamente neutra a las dificultades experimentadas por las economías occidentales y por las estrategias de desarrollo del Sur global tras la crisis de la década de 1970, David Harvey demuestra cómo el neoliberalismo fue una contundente y articulada respuesta política concebida por las clases dominantes globales para disciplinar y restaurar los parámetros de explotación considerados "razonables" tras la onda de luchas que recorrieron el planeta tras la Segunda Guerra Mundial.
El análisis basado en clases es la herramienta omnipresente en el libro de Harvey para decir que el porqué del neoliberalismo como doctrina empujada por ciertas elites es “para lograr la restauración del poder de clase”. Sin embargo, aunque las “clases” en su exposición funcionan dicotómicamente en tensión de opuestos como corresponde a la tradición, ello no significa que utilice la noción marxista anticuada de “burguesía” como “industrialistas” que buscan acumular capital, sino que es cuidado en tratar sobre cómo ha habido desde los 80 una resignificación en el poder de las clases privilegiadas: el accionista pasa de ser primario a ser secundario frente a los especuladores de Wall Street.
Ahora bien, lejos de plantear su tesis de la restauración de clases de modo simplista centrado únicamente por el interés anglosajón Harvey considera que:
> (…) Estados Unidos no obligó a Margaret Thatcher a adentrarse en la inexplorada senda neoliberal en 1979. Como tampoco obligó a China, en 1978, a emprender el camino hacia la liberalización. Los restringidos movimientos hacia la neoliberalización de India en la década de 1980 y de Suecia a principios de la de 1990, no pueden atribuirse fácilmente al alcance imperial del poder estadounidense.
> Evidentemente, el desarrollo geográfico desigual del neoliberalismo a escala mundial, ha sido un proceso de gran complejidad que ha entrañado múltiples determinaciones y no poco caos y confusión.
Esto es importantísimo tenerlo a la vista, ya que en las partes siguientes el relato se centrada en la multiplicidad de causalidades para que un Estado adhiera libre y muchas veces no tan libremente al ideario neoliberal. El caso de Chile por su violencia no es la norma para el autor.
En esta primera parte se define al “neoliberal”:
> Los miembros del grupo se describían como “liberales” (…) debido a su compromiso fundamental con los ideales de la libertad individual. La etiqueta neoliberal señalaba su adherencia a los principios de mercado libre acuñados por la economía neoclásica, que había emergido en la segunda mitad del siglo XIX (gracias al trabajo de Alfred Marshall, William Stanley Jevons, y Leon Walras) para desplazar las teorías clásicas de Adam Smith, David Ricardo y, por supuesto, Karl Marx. No obstante, también se atenían a la conclusión de Adam Smith de que la mano invisible del mercado era el mejor mecanismo para movilizar, incluso, los instintos más profundos del ser humano como la glotonería, la gula y el deseo de riqueza y de poder en pro del bien común. Así pues, la doctrina neoliberal se oponía profundamente a las teorías que defendían el intervencionismo estatal, como las de John Maynard Keynes, que ganaron preeminencia en la década de 1930 en respuesta a la Gran Depresión.
Posguerra, a partir de los 50 hasta los 70-80 el tipo de ideología dominante en los Estados occidentales era el “liberalismo embridado”, el cual constreñía el capital y le daba cierta fuerza al Estado. Lamentablemente desde Hayek comenzó un ataque ideológico férreo contra la regulación y, haciéndose eco de Polanyi, Harvey citará al austrohúngaro:
> La planificación y el dirigismo son acusados de constituir la negación de la libertad. La libre empresa y la propiedad privada son declaradas partes esenciales de la libertad, y se dice que una sociedad no constituida sobre estos pilares no merece el nombre de libre. La libertad creada por la reglamentación es denunciada como una no libertad. La justicia, la libertad y el bienestar que esta reglamentación ofrece, son criticadas como un disfraz de la esclavitud.
> La idea de libertad «degenera, pues, en una mera defensa de la libertad de empresa» que significa «la plena libertad para aquellos cuya renta, ocio y seguridad no necesitan aumentarse y apenas una miseria de libertad para el pueblo, que en vano puede intentar hacer uso de sus derechos democráticos para resguardarse del poder de los dueños de la propiedad». Pero si, tal y como siempre es el caso, «no es posible sociedad alguna en la que el poder y la compulsión estén ausentes, ni un mundo en el que la fuerza no desempeñe ninguna función», entonces, la única forma de que esta visión liberal utópica pueda sostenerse es mediante la fuerza, la violencia y el autoritarismo.
II.- La construcción del consentimiento
> La apelación a las tradiciones y a los valores culturales fue muy importante en este proceso. Un proyecto manifiesto sobre la restauración del poder económico en beneficio de una pequeña elite probablemente no cosecharía un gran apoyo popular. Pero una tentativa programática para hacer avanzar la causa de las libertades individuales podría atraer a una base muy amplia de la población y de este modo encubrir la ofensiva encaminada a restaurar el poder de clase. (…) ¿Cómo, entonces, negoció este giro el neoliberalismo para desplazar de manera tan arrolladora al liberalismo embridado? En algunos casos, la respuesta descansa en buena medida en el uso de la fuerza (ya sea militar, como en Chile, o financiera, como ocurre a través de las operaciones del FMI en Mozambique o en Filipinas). La coerción puede producir una aceptación fatalista, incluso abyecta, de la idea de que no había ni hay “alternativa”, tal y como Margaret Thatcher continúa insistiendo. La construcción activa de consentimiento también ha variado de un lugar a otro.
Para el geógrafo y teórico social inglés la manera en que la neoliberalización penetró en el sentido común popular fue parasitando en todos los movimientos políticos que sostuvieran que las libertades individuales son sacrosantas. En ese sentido, por ejemplo, tuvo en la mira el movimiento del 68 o el de libertad de expresión en Berkeley, y logró mercantilizar los estilos de vida, modos de expresión y una amplia gama de prácticas culturales que buscaban los movimientos estudiantiles manifestar, lo cual lamentablemente “Los movimientos de izquierda no fueron capaces de reconocer o de confrontar, y mucho menos de trascender, la tensión inherente entre la búsqueda de libertades individuales y la justicia social.”
Posteriormente en esta parte describirá más a fondo los casos del giro neoliberal en Estados Unidos (Reagan) y Gran Bretaña (Thatcher) en los 70 a 80. En el primer caso describe como Nueva York fue la “ciudad modelo” que sería punta de lanza neoliberal:
> El sistema del bienestar corporativo sustituyó al sistema del bienestar para la población. Las instituciones de elite neoyorquinas fueron movilizadas para vender la imagen de la ciudad como centro cultural y destino turístico (…). Las elites dominantes cambiaron de opinión, a menudo con reticencias, para apoyar la apertura del campo cultural a todo tipo de corrientes cosmopolitas diversas. La exploración narcisista del yo, la sexualidad y la identidad se convirtieron en el leitmotiv de la cultura urbana burguesa. La libertad y la licencia artísticas promovidas por las poderosas instituciones culturales de la ciudad condujeron, en efecto, a la neoliberalización de la cultura. (…) Las elites de la ciudad accedieron, aunque no sin batallar, a la demanda de diversificación de los estilos de vida (…) y crecieron las opciones de consumo alternativo especializado (en áreas como la producción cultural).
En el caso británico se describe cómo “A través de los medios de comunicación circulaban fuertes corrientes críticas (…), que cada vez estaban más subordinadas a los intereses financieros. El individualismo, la libertad y los derechos se describían como términos opuestos a la asfixiante ineptitud burocrática del aparato estatal y al opresivo poder sindical. Estas críticas se generalizaron por todo el país a lo largo de la década de 1960 y se hicieron todavía más enérgicas durante los días grises del estancamiento económico que marcó la década de 1970. La gente temió entonces que Gran Bretaña se estuviera convirtiendo en un «Estado corporativista, abocado a una gris mediocridad»”.
El consentimiento se torna ideología hegemónica en función que ya para Clinton como Blair siendo de “izquierda” su margen de maniobra es tan limitado que no tuvieron otra que ser continuadores del proceso de restauración del poder de clase.
III.- El Estado neoliberal
Junto con la parte I considero que esta es la parte que se describe todo más desde un punto de vista global teórico y menos se dedica al caso a caso. Si es por leer solamente ciertas partes del libro recomienda ésta tercera y la primera. Sus secciones son muy buenas como para hacer justicia en unos pocos párrafos y se ordenan muy sistemáticamente desde “El Estado neoliberal en teoría”, “Tensiones y contradicciones [del neoliberalismo]”, “El Estado neoliberal en la práctica” y “La respuesta neoconservadora”. Por ejemplo, la última sección es clave para entender cómo José Antonio Kast no es adecuado denominarlo “neoliberal”, sino que “neoconservador”. In nuce, ¿qué dice el neoliberalismo sobre el Estado?
> De acuerdo con la teoría, el Estado neoliberal debería favorecer unos fuertes propiedad privada individual, el imperio de la ley, y las instituciones del libre mercado y derechos de libre comercio. Estos son los puntos de acuerdo considerados esenciales para garantizar las libertades individuales. El marco legal viene definido por obligaciones contractuales libremente negociadas entre sujetos jurídicos en el mercado. La inviolabilidad de los contratos y el derecho individual a la libertad de acción, de expresión y de elección deben ser protegidos. El Estado, pues, utiliza su monopolio de los medios de ejercicio de la violencia, para preservar estas libertades por encima de todo.
> Los teóricos del neoliberalismo albergan, sin embargo, profundas sospechas hacia la democracia. El gobierno de la mayoría se ve como una amenaza potencial a los derechos individuales y a las libertades constitucionales. (…) Los neoliberales tienden, por lo tanto, a favorecer formas de gobierno dirigidas por elites y por expertos. Existe una fuerte preferencia por el ejercicio del gobierno mediante decretos dictados por el poder ejecutivo y mediante decisiones judiciales en lugar de mediante la toma de decisiones de manera democrática y en sede parlamentaria. Los neoliberales prefieren aislar determinadas instituciones clave, como el banco central, de las presiones de la democracia. Dado que la teoría neoliberal se concentra en el imperio de la ley y en la interpretación estricta de la constitucionalidad, se infiere que el conflicto y la oposición deben ser dirimidos a través de la mediación de los tribunales. Los individuos deben buscar las soluciones y los remedios de todos los problemas a través del sistema legal.
Esto explica la preferencia que ha mostrado la derecha chilena por recurrir al Tribunal Constitucional para trabar leyes discutidas y aprobadas democráticamente en el parlamento, además de que se deja todo a judicialización en vez de hacer leyes para controlar excesos, por ejemplo como ocurre que sostenidamente en el tiempo hay casos judiciales contra las Isapres por subidas de precio en planes, en vez de hacer leyes que regulen mejor ese “mercado”.
Sobre tensiones y contradicciones para la teoría neoliberal: Es difícil tratar con el poder monopolista, ya que normalmente la competencia desemboca en oligopolios, dado que “los grandes se comen a los chicos”, a su vez que se ponen barreras sustanciales a la entrada de competidores, lo cual va contra la competencia y que el Estado debe, por consiguiente, regular. Por otra parte es una dificultad el hecho de que el sistema de producción no maneja adecuadamente con las externalidades como la contaminación, por tanto se necesita cierto marco regulatorio de parte del Estado. Otra tensión es que:
> Para protegerse frente a sus grandes miedos -el fascismo, el comunismo, el socialismo, el populismo autoritario e incluso el gobierno de la mayoría-, los neoliberales tienen que poner fuertes límites al gobierno democrático y apoyarse, en cambio, en instituciones no democráticas ni políticamente responsables (como la Reserva Federal o el FMI) para tomar decisiones determinantes. Ésto crea la paradoja de una intensa intervención y gobierno por parte de elites y de “expertos” en un mundo en el que se supone que el Estado no es intervencionista.
Ahora bien, estas tensiones conllevan que la implementación de la teoría a la práctica sea ajustada a las distintas realidades locales e involucra que el Estado, a pesar de publicitarse como mínimo e inútil, tiene su correspondiente tamaño y es esencial para el funcionamiento de la doctrina: “(…) El neoliberalismo no torna irrelevante al Estado ni a instituciones particulares del Estado (como los tribunales y las funciones policiales), tal y como algunos analistas tanto de derechas como de izquierdas han argumentado. Sino que más bien, y con el objeto de hacerlo más funcional a sus propios intereses, producen una reconfiguración radical de las instituciones y de las prácticas estatales (en particular respecto al equilibrio entre la coerción y el consentimiento, entre el poder del capital y de los movimientos populares, y entre el poder ejecutivo y judicial, por un lado, y los poderes de la democracia representativa por otro). El neoconservadurismo es la ideología post-neoliberal que emerge para luchar contra las contradicciones centrales neoliberales.
> Si «no existe eso que llamamos sociedad, sino únicamente individuos», tal y como Thatcher lo formulara en un principio, entonces, el caos de los intereses individuales puede con facilidad acabar prevaleciendo sobre el orden. (…) Incluso, puede conducir a una ruptura de todos los vínculos de solidaridad y a un estado próximo al anarquismo social y el nihilismo. (…) Frente a esta situación, parece necesario implantar cierto grado de coerción social en aras a restaurar el orden. Por lo tanto, los neoconservadores hacen hincapié en la militarización en tanto que antídoto al caos de los intereses individuales. Por esta razón son mucho más propensos a llamar la atención sobre las amenazas, ya sean reales o imaginarias, y tanto domésticas como provenientes del exterior, a la integridad y a la estabilidad de la nación.
IV.- Desarrollos geográficos desiguales / V.- Neoliberalismo con características chinas
Es fácil concluir que estas dos partes responden a una misma intención del autor, a saber, construir un relato del camino hacia la hegemonía neoliberal que no fuera simplista respecto a las causas y la cadena de sucesos que llevaron a su ascenso. La restauración del poder de clases en algunos países involucró la creación de nuevos individuos súper ricos, así como también la mantención de otros en la clase alta. Ideológicamente el neoliberalismo se propagó mediante la competencia entre los diferentes territorios por poseer el mejor modelo de desarrollo económico dado “un sistema más fluido y abierto de relaciones comerciales que se estableció después de 1970. Así pues, el progreso general de la neoliberalización se ha visto crecientemente impelido a través de mecanismos de desarrollo geográfico desigual. Los Estados o las regiones más prósperas presionan al resto para que sigan sus pasos. Las innovaciones más rompedoras colocan a éste o aquél Estado (Japón, Alemania, Taiwán, Estados Unidos o China), región (Silicon Valley, Baviera, la Terza Italia, Bangalore, el delta del río Perla, o Bostwana), o incluso ciudad (Boston, San Francisco, Shanghai, o Munich) en la vanguardia de la acumulación de capital.”
Esta cuarta parte en conjunto con la quinta se dedican a la documentación e interpretación del caso a caso de la propagación neoliberal, documentación necesaria para apoyar la tesis central que aunque es sencilla de enunciar, es ardua de fundar. En particular la conclusión de la cuarta parte del libro es:
> Las evidencias reunidas en las páginas precedentes sugieren que el desarrollo desigual fue tanto un resultado de la diversificación, de la innovación y de la competencia (en ocasiones de tipo monopolista) entre modelos de gobiernos nacionales, regionales y en algunas instancias incluso municipales, como una imposición por parte de alguna potencia hegemónica externa como Estados Unidos. Un análisis más desgranado indica que existe un amplio abanico de factores que afectan al grado de neoliberalización alcanzado en cada caso concreto. Los análisis más convencionales de las fuerzas en juego se concentran en cierta combinación formada por el poder de las ideas neoliberales (se considera particularmente fuerte en los casos de Gran Bretaña y Chile), por la necesidad de responder a crisis financieras de varios tipos (como en México y Corea del Sur) y por un enfoque más pragmático de la reforma del aparato estatal (como en Francia y en China) para mejorar la posición competitiva en el mercado global. Aunque todos estos elementos han sido de cierta relevancia, la ausencia de todo análisis de las fuerzas de clase que podrían estar operando en este proceso, es bastante inquietante. La posibilidad, por ejemplo, de que las ideas dominantes pudieran ser las de cierta clase dominante ni siquiera es considerada, a pesar de que hay evidencias abrumadoras de que se han producido potentes intervenciones por parte de las elites empresariales y de los intereses financieros en la producción de ideas y de ideología a través de la inversión en think-tanks, en la formación de tecnócratas y en el dominio de los medios de comunicación. La posibilidad de que las crisis financieras pudieran estar causadas por una huelga de capital, una fuga de capitales o la especulación financiera, o de que sean urdidas deliberadamente para facilitar la acumulación por desposesión, es descartada como demasiado conspirativa, incluso ante innumerables indicios que hacen sospechar la existencia de ataques especulativos coordinados sobre una moneda u otra.
China tampoco estuvo exenta de la fiebre neoliberal, pero ésta fue llevada a cabo a su modo, ya que no tuvo una “terapia de choque”, lo que significó “(…) construir un modelo de economía de mercado manipulada por el Estado que proporcionó un espectacular crecimiento económico (arrojando una tasa media de crecimiento cercana al 10 % anual) y que ha aumentado de manera progresiva el nivel de vida de una significativa porción de la población durante más de 20 años167. Pero las reformas también conllevaron degradación medioambiental, desigualdad social y eventualmente algo que de manera incómoda se parece a la reconstitución del poder de clase capitalista.”.
VI.- El neoliberalismo a juicio
> Los dos motores económicos que han impulsado al mundo a través de la recesión global que se afianzó después de 2001, han sido Estados Unidos y China. Lo irónico es que ambos países han estado actuando como Estados keynesianos en un mundo supuestamente gobernado por reglas neoliberales. Estados Unidos ha recurrido de manera desmedida a la financiación mediante el déficit presupuestario de su militarismo y de su consumismo, mientras China ha financiado mediante el endeudamiento con créditos bancarios de dudoso cobro enormes inversiones en infraestructuras y en capital fijo.
Esta parte se dedica a mostrar que las supuestas “hazañas” del neoliberalismo no son tales y que cuestiones como disminución de la pobreza lo son por el keynesianismo chino y los esfuerzos estatales de la India. La única gran hazaña que tiene el neoliberalismo a su haber es la redistribución de la riqueza, pero hacia las clases altas; ¿cómo ha sido hecho esto?
> En un trabajo previo, he proporcionado un análisis de los principales mecanismos que han sido utilizados para conseguir ésto, bajo el título de «acumulación por desposesión». Esta expresión alude a la continuación y a la proliferación de prácticas de acumulación que Marx había considerado como «original›› o «primitiva» durante el ascenso del capitalismo. Estas prácticas comprenden la mercantilización y privatización de la tierra y la expulsión forzosa de poblaciones campesinas (...); la conversión de formas diversas de derechos de propiedad (comunal, colectiva, estatal, etc.) en derechos exclusivos de propiedad privada (…); la supresión de los derechos sobre los bienes comunes; la mercantilización de la fuerza de trabajo y la eliminación de modos de producción y de consumo alternativos (autóctonos); procesos coloniales, neocoloniales e imperiales de apropiación de activos (los recursos naturales entre ellos); y, por último, la usura, el endeudamiento de la nación y, lo que es más devastador, el uso del sistema de crédito como un medio drástico de acumulación por desposesión. (…) Actualmente, a este listado de mecanismos podemos añadir una batería de técnicas como la extracción de rentas de las patentes y de los derechos de propiedad intelectual, y la disminución o la anulación de varias formas de derechos de propiedad comunes (como las pensiones del Estado, las vacaciones retribuidas, y el acceso a la educación y a la atención sanitaria) ganados tras generaciones de lucha de clases. Por ejemplo, la propuesta de privatizar integralmente el sistema público de pensiones (experimentada por primera vez en Chile bajo la dictadura) es uno de los preciados objetivos de los republicanos en Estados Unidos.
Dentro de esta parte llama la atención la sección “La mercantilización de todo” la cual bebe completamente del trabajo de Polanyi. Llama la atención, ya que Polanyi no era un teórico marxista, era muy crítico de él y Harvey siendo marxista lo utiliza completamente en esta sección que es básicamente una nota al pie de Polanyi en su idea de que “En el centro de la teoría liberal y neoliberal descansa la necesidad de articular mercados coherentes para la tierra, la fuerza de trabajo y el dinero pero, tal y como Karl Polanyi señaló, todo ello, «obviamente, no son mercancías [...]. La descripción como mercancía del trabajo, de la tierra, y del dinero es enteramente ficticia». Aunque el capitalismo no puede funcionar sin estas ficciones, el daño que causa si deja de reconocer las complejas realidades que le subyacen es incalculable.” La flexibilidad laboral es un corolario de transformar al trabajo en mercancía la cual tiene beneficios para algunos, aquellos que tienen los medios para negociar sus condiciones de trabajo, versus la mayoría a quienes “flexibilidad laboral” es lisa y llanamente “precarización”.
La sección “Degradaciones ambientales” me parece innecesaria apuntarla, ya que hoy – espero – es de sentido común la relación directa entre sobrexplotación, sobreproducción y sobreconsumo con neoliberalismo. Finalmente “Sobre los derechos” es especialmente interesante para quienes observan la hipocresía del discurso en favor de una “libertad” que es llevada a otros países a punta de misiles y drones:
> Esta apelación al universalismo de los derechos es un arma de doble filo. Puede y debe ser utilizada sin olvidar en ningún momento los fines progresistas que la animan. La tradición que encuentra sus mayores exponentes en Amnistía Internacional, Médicos sin Fronteras, y otras organizaciones próximas a ellas, no puede ser desechada como un mero accesorio del pensamiento neoliberal. Toda la historia del humanismo (tanto en su versión occidental -clásicamente liberal- como en sus diversas versiones no occidentales) es demasiado compleja como para permitirlo. Pero los objetivos limitados de muchos discursos sobre los derechos (en el caso de Amnistía Internacional hasta hace poco su único objeto de atención eran los derechos civiles y políticos netamente separados de los económicos) hace que sean demasiado fáciles de absorber dentro del marco neoliberal. El universalismo parece funcionar particularmente bien cuando se abordan cuestiones globales como el cambio climático, el agujero de la capa de ozono o la pérdida de la biodiversidad a través de la destrucción del hábitat. Pero sus resultados en la arena de los derechos humanos resultan más dudosos, dada la diversidad de las circunstancias político-económicas y de las prácticas culturales que existen en el mundo. Además, no ha sido nada difícil incorporar las cuestiones relativas a los derechos humanos en calidad de «espadas del Imperio».
VII.- El horizonte de la libertad
La última parte funciona como conclusión, ya que no hay una explícitamente puesta. Desde una perspectiva ideológica dura de izquierda es muy poco satisfactoria, ya que se nota cómo el autor ha cedido a no hablar de un levantamiento de clases por hablar de buscar justicia social dentro del marco de lo posible que deja la lucha de clases. Esto es claro al poner en un mismo párrafo a Smith con Marx:
> Karl Marx, por ejemplo, también sostuvo la opinión escandalosamente radical de que un estómago vacío no era algo apropiado para la libertad. «La esfera de la libertad», escribió, «en realidad comienza únicamente donde acaba el trabajo que viene determinado por la necesidad y por consideraciones mundanas», indicando, por añadidura, que por lo tanto «yace más allá de la esfera de la estricta producción material». Él supo ver que nunca podríamos liberarnos de nuestras relaciones metabólicas con la naturaleza o de nuestras relaciones sociales mutuas, pero que al menos podíamos aspirar a construir un orden social en el que la libre exploración de nuestras potencialidades individuales y como especie se convirtieran en una posibilidad real. Si partimos del concepto de libertad de Marx, y casi con toda seguridad del expuesto por Adam Smith en su Theory of Moral Sentiments, la neoliberalización no podría por menos que considerarse un fracaso monumental. Aquellas personas que son excluidas o expulsadas del sistema de mercado -una enorme reserva de personas aparentemente desechables, privadas de protección social y de estructuras sociales de solidaridad- poco pueden esperar de la neoliberalización excepto pobreza, hambre, enfermedad y desesperación. Su única esperanza es trepar como sea posible a bordo del barco del sistema de mercado bien como productores de pequeñas mercancías, como vendedores en la economía informal (de cosas o de fuerza de trabajo), como pequeños depredadores que piden limosna, roban o, de manera violenta, obtienen algunas migajas de la mesa del rico, o bien como participantes en el enorme mercado ilegal del tráfico de drogas, de armas, de mujeres, o de cualquier otra cosa ilegal de la que haya demanda. (...) En el otro extremo de la escala de la riqueza, aquellos plenamente incorporados dentro de la inexorable lógica del mercado y de sus demandas apenas encuentran tiempo ni espacio para explorar potencialidades emancipadoras fuera de lo que es comercializado como aventura «creativa», ocio y espectáculo. Obligados a vivir como apéndices del mercado y de la acumulación de capital en lugar de como seres expresivos, la esfera de la libertad se encoje ante la terrible lógica y la vacía intensidad de las ligaduras del mercado.
Una democracia dentro del marco de lo posible parece ser la propuesta a la que llega el autor: “Pero es la naturaleza profundamente antidemocrática del neoliberalismo, respaldada por el autoritarismo neoconservador, lo que sin duda debería construir el núcleo de la lucha política. El déficit democrático en algunos países nominalmente «democráticos» como Estados Unidos es actualmente enorme”.
BREVISIMA VALORACIÓN DEL LIBRO
Quizás las obras que se me vienen más rápido a la mente de la misma época (posterior a invasión de Irak, 2003) y del mismo tópico general, sobre el levantamiento del neoliberalismo, son “La doctrina del shock. El auge del capitalismo del desastre” (2007) de Naomi Klein y “Confesiones de un sicario económico” (2004) de John Perkins. Ambos libros mencionados palidecen respecto al análisis y complejidad, ya que comparativamente el trabajo de David Harvey tiene el tono moderado de la academia y la búsqueda del conocimiento más que el de colección de anécdotas. Recomendado para quienes no quieran leer “Capitalismo y libertad” (1966) de Milton Friedman, pero quieren saber esencialmente sobre los principios ideológicos del neoliberalismo, y además darse una vuelta en el globo sobre cómo la ofensiva de esta doctrina ha tomado diferentes formas desde Suecia hasta China. Además es muy recomendado para entender en qué sentido, por ejemplo, en Chile la Concertación es un proyecto liberal de derecha, en tanto que su marco conceptual se da después de la victoria global del proyecto neoliberal de restauración de clases. Lo dejo a disposición del sub, ya que me parece un material indispensable dada la contingencia social post-estallido para hacer una resignificación del marco en que se está discutiendo de modo de no caer en los términos que se está haciendo en los espacios institucionalizados de discusión.
submitted by MoteConHuesillo to chile [link] [comments]


2016.05.21 16:41 ShaunaDorothy ¡Forjar un partido leninista-trotskista! Se derrumba el régimen del PRI - ¡Romper con todos los partidos burgueses: PRI, PAN, PRD! - ¡Ninguna ilusión en el PRD nacionalista burgués, enemigo de explotados y oprimidos! (2000) (1 - 2)

https://archive.is/NR7fx
¡Forjar un partido leninista-trotskista! Se derrumba el régimen del PRI ¡Romper con todos los partidos burgueses: PRI, PAN, PRD! ¡Ninguna ilusión en el PRD nacionalista burgués, enemigo de explotados y oprimidos!
Reproducido de Espartaco No. 14, otoño-invierno de 2000.
Tras la victoria electoral de Vicente Fox Quesada del PAN, el próximo 1° de diciembre terminarán siete décadas de dominio del PRI (Partido Revolucionario Institucional). Después de su derrota electoral en la presidencia, el PRI ha perdido también una miríada de gobiernos municipales y gubernaturas, y se enfrenta ahora a una desbandada. Grupos internos del PRI exigen la expulsión de Zedillo, mientras que el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) anterior, casi en su totalidad, ha sido reemplazado. Los conflictos internos del PRI fueron externados de manera sangrienta por la trifulca en Chimalhuacán, Estado de México, entre dos fracciones priístas, Antorcha Popular y el grupo de “La Loba”, dejando un saldo de varios muertos, en una lucha por el control del municipio. El Ejército y la Armada se ven envueltos en distintos escándalos relacionados con el narcotráfico, mientras que varios ex funcionarios priístas enfrentan procesos penales o se encuentran prófugos. A su vez, el burgués nacionalista PRD quedó muy atrás en los resultados electorales, perdiendo algunos de sus bastiones más importantes. A duras penas consiguió conservar la jefatura de gobierno en la Ciudad de México. Ante su derrota, el PRD trata ahora de posar como una “oposición firme” al derechista y clerical PAN.
En reuniones con empresarios canadienses, Fox anunció sus planes de “apertura completa”; es decir, privatización de las industrias petroquímica y eléctrica, con perspectivas a formar un mercado común norteamericano al estilo de la Unión Europea. El imperialismo estadounidense está lejos de sentirse contento con la idea de un mercado común bajo esos términos. Y Fox encontrará muchos problemas al tratar de introducir sus planes proimperialistas en México. Según el periódico burgués perredista La Jornada (18 de agosto), 75 millones (es decir, cerca del 75 por ciento de la población) de mexicanos viven en la pobreza. Tras la ruptura de la huelga de la UNAM, que pola- rizó profundamente a la sociedad mexicana durante casi diez meses, la burguesía enfrenta aún el problema representado por la persistencia de la guerrilla campesina del EZLN y continuas manifestaciones de descontento entre la clase obrera, los campesinos, los maestros, los estudiantes y otros. La reciente huelga de VW —declarada inexistente por la Junta de Conciliación y Arbitraje—, la huelga de sobrecargos de aviación, requisada por el gobierno, la huelga de los azucareros del año pasado, la huelga en la compañía automotriz DINA, así como otras recientes y emplazamientos a huelga diversos, como el del STUNAM en demanda del 50 por ciento de aumento salarial, muestran que existe mucha efervescencia y ánimo de lucha en la clase obrera. Los trabajadores reconocen que han habido cambios importantes en la estructura política en México y tienen grandes expectativas de finalmente satisfacer las necesidades diarias para ellos y sus familias. Pero cualquier ilusión en que la elección del PAN es una indicación de las “convicciones democráticas” de la burguesía es una ilusión mortal. En este país no puede existir ninguna democracia burguesa estable. La debilidad de la propia burguesía mexicana, subordinada al imperialismo y tratando de controlar al proletariado, le impide darse ese lujo, propio de las burguesías de los países desarrollados.
Los espartaquistas guiamos nuestra lucha por la revolución socialista en México mediante la perspectiva trotskista de la revolución permanente. Los países de desarrollo capitalista atrasado, como México, se caracterizan por un desarrollo desigual y combinado, en donde las formas más modernas de explotación capitalista coexisten con los métodos de producción más primitivos. La burguesía nacional es simplemente demasiado débil y subordinada al imperialismo como para resolver tareas democráticas elementales, como la solución del problema agrario, los derechos de la mujer, la educación gratuita, la emancipación nacional, etc. En contraste, el imperia-lismo ha creado un poderoso y joven proletariado, cuyos números y cohesión han crecido junto con la inversión imperialista. El capitalismo genera así a su propio sepulturero. Corresponde al proletariado satisfacer esas demandas democráticas mediante la instauración de su propio régimen de clase proletario a través de una revolución socialista, arrastrando tras de sí a las masas de pobres y oprimidos del campo y la ciudad, luchando por extender la revolución internacionalmente, especialmente al poderoso proletariado multirracial estadounidense.
Muchos de quienes votaron por el PAN lo hicieron con tal de sacar al PRI de la presidencia, y no por devoción a la política derechista y reaccionaria de este partido, principal vocero del llamado “neoliberalismo”. La burguesía y sus medios de comunicación tratan de pintar la llegada del PAN al poder como la consolidación de la “democracia” en México. En realidad, el triunfo del PAN presagia ataques frontales contra los trabajadores, las mujeres y las minorías. Un acalorado debate a nivel nacional ha hecho erupción sobre los ataques del PAN en torno al aborto. Así, desde Baja California —con el caso de Paulina, la adolescente que fue obligada por el gobierno panista y la iglesia a dar a luz a un niño producto de una violación— hasta Guanajuato —con las reformas que penalizaban el aborto en casos de violación, finalmente vetada por el gobernador ante la presión de la opinión pública—, la política reaccionaria y misógina del PAN se está haciendo sentir. Mientras tanto, tratando de aprovechar la situación para recuperar los adeptos que ha perdido, el PRD ha adoptado una pose de “amigo” de las mujeres, mediante la introducción de la llamada “Ley Robles”, que acepta como casos de aborto legal cuando haya malformación del producto y peligro para la mujer. La tímida y patética oposición del PRD al PAN y a la iglesia ni siquiera empieza a dirigirse a las necesidades de las mujeres en el México de hoy. Reconociendo la estrechez de las mismas, defendemos estas leyes contra los ataques de los reaccionarios. Pero, a pesar de su ocasional retórica “populista”, el PRD es un partido burgués, sostén del sistema de explotación capitalista y dominio imperialista. Los espartaquistas luchamos por: ¡Aborto gratuito para quien lo solicite! ¡Plenos derechos democráticos para los homosexuales!
La opresión de la mujer tiene raíz en el sistema de explotación capitalista y, por tanto, darle fin no es una tarea separada de la lucha por la emancipación proletaria. La lucha por la emancipación de la mujer tiene un carácter estratégico para la revolución socialista en México, donde la inversión imperialista ha integrado a cada vez mayores números de mujeres al proceso productivo como proletarias, sobre todo en las maquiladoras del norte del país. Ganándolas al programa de la revolución socialista, estas mujeres proletarias serán combatientes de vanguardia por la emancipación social de todos los trabajadores y oprimidos en México. ¡Liberación de la mujer mediante la revolución socialista! (ver artículo “¡Aborto libre y gratuito!” en este mismo número).
El proletariado mexicano debe pasar de ser una clase en sí; es decir, una definida simplemente por su relación con los medios de producción, a una clase para sí: consciente de que debe tomar el poder y crear una sociedad socialista donde quienes trabajan gobiernen. El instrumento indispensable para forjar esta conciencia en la clase obrera es un partido leninista-trotskista. El principal obstáculo en México a la adquisición de la conciencia revolucionaria en el proletariado es la ideología del nacionalismo burgués impulsada desde la Revolución Mexicana, que pretende borrar la división fundamental de la sociedad en clases con intereses antagónicos, presentando a explotadores y explotados como simples “mexicanos” oprimidos por el imperialismo yanqui. El Grupo Espartaquista de México, sección de la Liga Comunista Internacional (Cuartainternacionalista), se ha fijado el objetivo de forjar un partido revolucionario internacionalista capaz de dirigir a la clase obrera al poder.
¡Romper el grillete corporativista
sobre los sindicatos!
En México la principal central obrera, la Confederación de Trabajadores de México (CTM) ha permanecido atada directamente al estado capitalista a través del partido que estuvo en el poder por más de 71 años, el PRI, el partido oficial gobernante que ha apuntalado su dominio con la mitología de la Revolución Mexicana, tratando de aparentar ser el partido que representa al pueblo mexicano y sus intereses.
El corporativismo es la organización de la sociedad dentro de corporaciones o “sectores” sociales. En México, los sindicatos de la CTM son parte orgánica de un partido político burgués, el cual, además, fue durante décadas el partido gobernante de un estado esencialmente unipartidista. Desde el tiempo en que surgieron estuvieron intrínsecamente subordinados al partido gobernante de la burguesía. Nos oponemos al corporativismo como una de las formas más abiertas de subordinación del proletariado a la burguesía. El corporativismo mexicano atañe a todos los sindicatos, no sólo a la CTM y demás sindicatos priístas. Las mismas leyes del Artículo 123 se aplican a todos los sindicatos, como hemos visto muy concretamente en el caso de la huelga reciente en Volkswagen, declarada “inexistente” por la Junta de Conciliación y Arbitraje. Aquí vemos que al final el estado regula la vida de todos los sindicatos, no sólo los de la CTM. A pesar del resquebrajamiento del corporativismo priísta, no ha existido por parte del proletariado una lucha abierta al control de la clase capitalista. Esto se debe a la hegemonía del nacionalismo burgués en la clase obrera, apuntalado por las burocracias sindicales, los lugartenientes del capital en el movimiento obrero. Como explicamos en Espartaco núm. 10: “Pero en la ausencia de un partido revolucionario luchando por la independencia política de la clase obrera, los trabajadores y sus organizaciones continuarán siendo juguetes para las ambiciones parlamentarias de los políticos burgueses nacionalistas. Mientras Cárdenas busca generar una cara más ‘populista’ y ‘nacionalista’ para el régimen de la austeridad burguesa, puede contar con el apoyo de los sindicatos ‘independientes’.”
Los burócratas sindicales de la CTM dirigen típicamente con el puño de acero de la represión. Los sindicatos llamados “independientes” son, de hecho, más democráticos, y nosotros los marxistas ciertamente no somos indiferentes a eso. Sin embargo, estos líderes de los sindicatos “independientes” atan a los trabajadores a la burguesía mexicana a través de otros medios, mediante la ideología del nacionalismo e ilusiones en la reforma “democrática” del estado capitalista. Los revolucionarios buscamos intervenir en los sindicatos para remplazar a las direcciones burocráticas y nacionalistas con una dirección opuesta a todos los partidos de la burguesía.
En su folleto “Los sindicatos en la época de la decadencia imperialista” (1940), Trotsky explica:
“Como en los países atrasados el papel principal no lo juega el capitalismo nacional sino el extranjero, la burguesía nacional ocupa, en cuanto a su ubicación social, una posición muy inferior a la que corresponde al desarrollo de la industria. Como el capital extranjero no importa obreros sino proletariza a la población nativa, el proletariado nacional comienza muy rápidamente a jugar el rol más importante en la vida nacional. Bajo tales condiciones, en la medida en que el gobierno nacional intenta ofrecer alguna resistencia al capital extranjero, se ve obligado en mayor o menor grado a apoyarse en el proletariado. En cambio los gobiernos de países atrasados que consideran inevitable o más provechoso marchar mano a mano con el capital extranjero destruyen las organizaciones obreras e implantan un régimen más o menos totalitario. De modo que la debilidad de la burguesía nacional, la ausencia de una tradición de gobierno comunal propio, la presión del capitalismo extranjero y el crecimiento relativamente rápido del proletariado corta de raíz toda posibilidad de un régimen democrático estable. El gobierno de los países atrasados, o sea coloniales o semicoloniales, asume en general un carácter bonapartista o semibonapartista. Difieren entre sí en que algunos tratan de orientarse hacia la democracia, buscando el apoyo de obreros y campesinos, mientras que otros implantan una cerrada dictadura policíaco-militar. Esto determina también la suerte de los sindicatos: o están bajo el patrocinio especial del estado o sujetos a una cruel persecución. Este tutelaje del estado está determinado por dos grandes tareas que éste debe encarar: en primer lugar atraer a la clase obrera, para así ganar un punto de apoyo para la resistencia a las pretensiones excesivas del imperialismo, y al mismo tiempo disciplinar a los mismos obreros poniéndolos bajo el control de una burocracia.”
En parte, Trotsky escribió lo anterior basado directamente en el caso de México en ese tiempo. Muchos mexicanos miran con nostalgia las reformas realizadas bajo Cárdenas. Lo que es importante entender, sin embargo, es precisamente la continuidad del estado mexicano actual con el periodo de Cárdenas. En su folleto, Trotsky está describiendo la estructuración social en México bajo Cárdenas. Durante cincuenta años nada cambió esencialmente en la forma en que los sindicatos y el estado mexicanos están organizados y cómo funcionan.
Trotsky explica que el hecho de que el papel principal en los países coloniales y semicoloniales lo desempeña no el capitalismo nativo, sino el imperialista, no niega sino que, al contrario, refuerza la necesidad de los lazos directos con el estado. Esta es la base social más importante del carácter bonapartista y semibonapartista de los gobiernos de las colonias y los países atrasados en general. Trotsky enfatiza:
“¿Significa esto que en la era del imperialismo la existencia de sindicatos independientes es, en general, imposible? Sería básicamente erróneo plantear así esta cuestión. Lo que es imposible es la existencia de sindicatos reformistas independientes o semiindependientes. Es muy posible la existencia de sindicatos revolucionarios que no sólo no sean agentes de la política imperialista sino que se planteen como tarea directamente el derrocamiento del capitalismo dominante. En la era de la decadencia imperialista los sindicatos solamente pueden ser independientes en la medida en que sean conscientes de ser, en la práctica, los organismos de la revolución proletaria.
“En realidad, la independencia de clase de los sindicatos, en cuanto a sus relaciones con el estado burgués solamente puede garantizarla, en las condiciones actuales una dirección de la Cuarta Internacional.”
Revolución permanente
vs. nacionalismo cardenista
Ante el fin del dominio del PRI, México está pasando por cambios políticos importantes. Para los marxistas revolucionarios, es necesario obtener las lecciones del pasado para comprender el presente y poder dirigir las luchas del proletariado a la victoria.
La Revolución Mexicana de 1910-20 fue una confirmación por la negativa de la teoría de Trotsky de la revolución permanente. Las relaciones políticas y sociales en el país estaban insuficientemente maduras para poner al proletariado en el poder como el dirigente de las masas populares. Por tanto, la Revolución Mexicana produjo sólo resultados muy parciales dirigidos enteramente en contra de las masas obreras. Los constitucionalistas, los burgueses triunfantes que emergieron de la revolución fueron incapaces de realizar los propósitos de una revolución nacional democrática. Tenían que enfrentar no sólo la oposición de las alas recalcitrantes de la burguesía y la iglesia católica, sino al reto constante del proletariado en las ciudades y el campesinado empobrecido en el campo, zigzagueando continuamente en cuanto a su política respecto al imperialismo estadounidense. Hacia el final de la Revolución Mexicana, el capital estadounidense había, de hecho, fortalecido su grillete económico sobre el país a expensas de sus rivales imperialistas.
Tanto para alcanzar la victoria en la guerra civil contra Villa y Zapata, como para consolidar su dominio en la secuela de la revolución, los constitucionalistas tuvieron que apoyarse en el proletariado para obtener un apoyo político y militar —al mismo tiempo subordinando políticamente a la clase obrera a su dominio—. La primera federación obrera mexicana post-revolucionaria, la Confederación Regional de Obreros de México (CROM) ilustra este punto.
La convención de fundación de la CROM fue convocada y financiada bajo los auspicios del gobierno para minar a la Casa del Obrero Mundial. Mientras que el programa de la CROM aprobado en dicha convención se oponía a cualquier cooperación con el gobierno (¡!), bajo la dirección de Luis Morones, la CROM rápidamente se convirtió en un aliado servil del gobierno —dependiente de los subsidios del gobierno a manera de “coutas”—.
Poco después de haber fundado la CROM, en 1919 Morones y sus secuaces lanzaron el Partido Laborista Mexicano (PLM), para apoyar la candidatura presidencial del general constitucionalista Alvaro Obregón. Pero aun antes de que el PLM fuese proclamado, la CROM había negociado con Obregón un acuerdo para que éste creara una secretaría del trabajo dirigida por “una persona cercanamente identificada con los intereses de los trabajadores” y que a la CROM se le otorgaría un estatus y acceso especiales para recibir apoyo y facilidades estatales. Durante la competencia electoral de 1920 la CROM dio apoyo militar a Obregón en su lucha exitosa para eliminar a su rival, el presidente Venustiano Carranza, quien huyó de la Ciudad de México y poco después fue ejecutado por tropas leales a Obregón.
Una vez en el poder, Obregón no cumplió su promesa de una secretaría del trabajo. No obstante, dejó muchos departamentos gubernamentales bajo el control de la CROM y el PLM, y permitió que los jefes de estos departamentos recaudaran “contribuciones espontáneas” de sus empleados para beneficio directo del PLM y la CROM, incluyendo especialmente a sus dirigentes. Al mismo tiempo, Obregón presurosamente creó el Partido Nacional Agrarista (PNA) como un contrapeso del PLM.
En 1924 hizo erupción un nuevo enfrentamiento armado dirigido por Adolfo De la Huerta, antiguo aliado de Obregón, cuando éste decidió designar a Plutarco Elías Calles como su sucesor, quien era considerado por hacendados y jerarcas católicos un “radical”. Obregón había perdido popularidad en el ejército debido a cortes en el presupuesto militar.
Los obregonistas ganaron una victoria sobre De la Huerta debido al apoyo estadounidense —los obregonistas recibieron armas, mientras que las fuerzas de De la Huerta fueron sujetas a un bloqueo—. Además, Obregón tenía el apoyo de milicias campesinas organizadas en el Partido Nacional Agrarista y obreros armados de la CROM. Junto con regimientos del ejército leales al régimen, aplastaron la revuelta a un costo de 7 mil muertos.
Similarmente, Calles movilizó a los campesinos agraristas para ayudar a aplastar a las guerrillas fundamentalistas católicas de la Cristiada, al tiempo que usaba su control sobre la CROM de Luis Morones como base de apoyo contra fracciones burguesas rebeldes y contra toda disidencia obrera. Durante el régimen de Calles, la CROM acordó un “pacto social” con el estado: a cambio de curules, puestos en el gobierno y la aprobación del gobierno en campañas de organización sindical, la CROM asistió en la persecución de izquierdistas y disidentes y la ruptura de huelgas, como la de ferrocarrileros en 1926.
Calles buscó exitosamente enfrentar entre sí a sectores de la clase obrera cuando, en 1928, la dirigencia de la CROM, desacreditada por su tan cínicamente abierta colaboración de clases, buscó mejorar su reputación ante los ojos de la clase obrera, renegando de su “pacto social” con el gobierno; el gobierno respondió cortando los fondos de la CROM y apoyando —durante un periodo muy efímero— a grupos obreros disidentes. Los conflictos desembocaron en enfrentamientos armados entre la CROM y los grupos obreros disidentes. Calles, a través de su títere Emilio Portes Gil, atacó a los últimos. Con la Cristiada sofocada, cualquier amenaza de su mentor, antiguo jefe y rival Obregón eliminada, y las relaciones con el imperialismo estadounidense estabilizadas, Calles necesitó muy poco a la muy comprometida CROM/PLM. Entonces buscó marginarla y eliminarla de una posición influyente en el gobierno.
En 1929, Calles fundó el Partido Nacional Revolucionario (PNR) reclamando ser el partido “de la Revolución”, disciplinando y coptando en él a la mayor parte de las fracciones rivales burguesas. Se dio inicio a la breve época conocida como el “maximato”, en la que los presidentes sucesivos no eran sino marionetas de Calles.
La depresión mundial de finales de los años 20 representó una catástrofe a nivel internacional en los países capitalistas (la economía colectiva planificada del estado obrero degenerado soviético no fue afectada). Las economías de países que se encontraban subordinados al imperialismo fueron golpeadas de manera particularmente fuerte, y tal fue el caso de México bajo el yugo del imperialismo estadounidense. El número de desempleados en México se triplicó entre 1929 y 1933, mientras que el salario mínimo no alcanzaba a cubrir más que un tercio de las necesidades básicas de las familias obreras.
El nuevo “Plan Sexenal” de 1933 reflejaba la preocupación de la burguesía ante un alza en las luchas de la clase obrera, poniendo énfasis en la reducción de la dependencia económica de México ante los EE.UU., con una perspectiva de reformas sociales que tenían como meta aminorar el descontento obrero. Fue así como se designó al General Lázaro Cárdenas, uno de los voceros de las reformas sociales, como sucesor del “Jefe Máximo” Calles.
Muchos obreros y pobres de la ciudad y del campo ven en Lázaro Cárdenas a una figura “progresista” y “antiimperialista”; sectores de la burguesía “populista” invocan su nombre ante los obreros. En realidad, el “legado” de Cárdenas consistió en la consolidación del régimen burgués mexicano. Fue Cárdenas quien retomó al PNR de Calles y lo transformó de una máquina de poder personal en un instrumento capaz de organizar a las fuerzas políticas de México en una estructura corporativista.
Cárdenas no era ningún socialista ni antiimperialista; de hecho, al final de su gobierno, en 1940, la economía mexicana dependía de los EE.UU. más que nunca antes en la historia. Su intención fue modernizar al país para beneficio de la burguesía mexicana, y nunca poner en cuestión el dominio de ésta. Para ello, ante la debilidad de la burguesía nativa, requirió —como sus predecesores Obregón y Calles— el apoyo de la clase obrera contra las fracciones burguesas opuestas a las reformas nacionalistas y contra las pretensiones excesivas de los imperialistas. Desde la Revolución Mexicana, la burguesía ha empleado el nacionalismo, el anticlericalismo oportunista y un matiz socialista en su retórica populista como ariete ideológico para consolidar su poder contra las fracciones en competencia y justificar su represión contra luchas obreras y sublevaciones campesinas (ver el artículo “Un análisis marxista de la Revolución Mexicana de 1910” en Espartaco, núm. 12, primavera-verano de 1999); Cárdenas fue simplemente su mejor exponente.
Cárdenas buscó minar a Calles y a sus otros rivales ganando apoyo en el seno del PNR y el ejército. También buscó reparar las relaciones del estado con la iglesia, nominando como secretario de agricultura a un general católico, Saturnino Cedillo —quien más tarde encabezaría una sublevación rápidamente aplastada, financiada por el imperialismo británico—. Incluso la famosa “educación socialista”, instituida en la Constitución dos meses antes de que Cárdenas llegara al poder, no tenía otro objetivo que elevar la educación de los pobres y trabajadores para hacerlos más aptos para el trabajo asalariado eficiente y más productivos para la burguesía. Buscó ganar para sí el respaldo de los obreros, tomando su lado en luchas importantes para ganar su confianza y poniéndolos bajo el control de una férrea burocracia —la burocracia cetemista—. Un ejemplo ilustrativo de esto fue un conflicto estallado en Monterrey en febrero de 1936, donde el sindicato de la Vidriera Monterrey estalló una huelga en demanda de un nuevo contrato colectivo. Los patrones de inmediato lanzaron una campaña anticomunista contra los obreros. Cárdenas mismo viajó a Monterrey, donde otorgó su respaldo a los obreros y dio un ultimátum a los patrones: si estaban cansados por la lucha social, podían entregar sus fábricas a los obreros o al gobierno.
Cárdenas hizo numerosos llamamientos a que los trabajadores se organizaran en una central única —bajo su influencia—, con la perspectiva de coptar a esa central en su proyecto de partido de “sectores”: militar, obrero, popular y campesino. Esta es una ilustración del bonapartismo corporativista. Al mismo tiempo, se opuso a que las centrales obreras organizaran a campesinos, tratando de organizar a estos últimos directamente como un contrapeso a los obreros. Fue así como en 1938 surgió el antecesor del PRI, el Partido de la Revolución Mexicana (PRM), fundado por el antiguo Partido Nacional Revolucionario (PNR), la CTM y los demás “sectores” campesino, militar y “popular”.
Al final de la Depresión, las inversiones petroleras imperialistas se estaban concentrando en Venezuela, por lo que aún seguía habiendo despidos masivos en México. En 1935, los obreros de Tampico se fueron a huelga general tres veces en solidaridad con los petroleros. Y las huelgas continuaron hasta 1940, cuando Cárdenas desató la fuerza del estado para reprimir a los huelguistas de la antigua refinería de Azcapotzalco. Fue en ese contexto que Cárdenas expropió el petróleo. La expropiación de los ferrrocarriles se dio en un contexto similar. En mayo de 1936, 45 mil obreros ferrocarrileros se fueron a huelga. La huelga fue declarada ilegal por la Junta de Conciliación y Arbitraje, y fue suspendida ante la amenaza de intervención por parte del ejército. Por todo el país hubo una ola de mítines en protesta contra el gobierno y en solidaridad con los obreros. Al mes siguiente, la recién fundada CTM organizó un paro nacional de 24 horas como protesta a la represión contra la huelga ferrocarrilera. Se paralizó la economía: no hubo transportes ni energía eléctrica. Un año después, Cárdenas expropió los ferrocarriles.
En agosto de 1936 estalló una huelga de peones agrícolas en la Comarca Lagunera, con la participación de más de 20 mil trabajadores, entre los cuales el Partido Comunista tenía cierta influencia. Para octubre de ese año, el gobierno de Cárdenas emitió un decreto expropiando y repartiendo las tierras de dicha comarca e instituyendo las bases para la reforma agraria. Para consolidar el dominio burgués nacional, era necesario disciplinar al movimiento obrero. Pero, en la medida en que la burguesía mexicana buscaba frenar un poco las exigencias imperialistas, necesitaba el apoyo de los obreros. La hipocresía “socialista” de Cárdenas tenía ese objetivo: detener cualquier posibilidad de un movimiento obrero independiente y coptar a la clase obrera para sus objetivos burgueses. Cárdenas era un “hombre fuerte” bonapartista burgués y no ningún tipo de socialista reformista.
Los espartaquistas defendemos la industria nacionalizada contra las privatizaciones. Las nacionalizaciones fueron un golpe al imperialismo, y estamos por el derecho de los países coloniales y semicoloniales a explotar sus propios recursos naturales. En “México y el imperialismo británico” (1938), Trotsky explica:
“Los magnates del petróleo no son capitalistas de masas, no son burgueses corrientes. Habiéndose apoderado de las mayores riquezas naturales de un país extranjero, sostenidos por sus billones y apoyados por las fuerzas militares y diplomáticas de sus metrópolis, hacen lo posible por establecer en el país subyugado un régimen de feudalismo imperialista, sometiendo la legislación, la jurisprudencia y la administración. Bajo estas condiciones, la expropiación es el único medio efectivo para salvaguardar la independencia nacional y las condiciones elementales de la democracia.
“Qué dirección tome el posterior desarrollo económico de México depende, decisivamente, de factores de carácter internacional. Pero esto es cuestión del futuro.”
En efecto, en la época imperialista, la emancipación de México, como la de todos los países subordinados a los imperialistas, debe ligarse a la perspectiva de la revolución proletaria en los países industrializados. Trotsky escribió “Las expropiaciones mexicanas del petróleo: un desafío al Partido Laborista británico” (23 de abril de 1938), en donde desenmascara a la dirigencia reformista del Partido Laborista británico, luchando por que el proletariado británico defendiera las expropiaciones mexicanas contra los ataques de la burguesía imperialista.
La burguesía mexicana está subordinada al imperialismo estadounidense, pero no es un mero títere; Cárdenas tomó ventaja de las rivalidades interimperialistas para maniobrar y llevar a cabo acuerdos económicos lucrativos para México. Por ejemplo, hizo enfurecer al imperialismo estadounidense por la venta de petróleo a los nazis. Por otro lado, apaciguó al proletariado mexicano y le retorció las narices al imperialismo estadounidense al dar asilo político en México al fundador y dirigente de la IV Internacional, co-dirigente con Lenin del Partido Bolchevique y organizador de la Revolución Rusa de 1917, León Trotsky.
La postura nacionalista de izquierda del cardenismo fue, necesariamente, muy breve —apenas lo necesario para descarrilar el descontento obrero—. Incluso la “educación socialista” —a la que muchos estudiantes y maestros miran con nostalgia— fue echada para atrás apenas 5 años más tarde. Esto lo explica, fundamentalmente, la imposibilidad de un régimen democrático burgués estable en los países de desarrollo capitalista atrasado. No existe, en la época de la decadencia imperialista, ningún ala “progresista” de la burguesía. En realidad, la única forma de lucha genuinamente antiimperialista, la única forma de deshacerse del yugo imperialista, es mediante la revolución socialista mundial, que requiere indispensablemente la hermandad revolucionaria de los proletarios del mundo.
En el caso de México, la lucha contra las privatizaciones y la embestida burguesa al servicio de los imperialistas debe ligarse a la lucha por la unidad revolucionaria con el poderoso proletariado multirracial estadounidense. Las luchas del proletariado mexicano y estadounidense estan política y económicamente ligadas, y más estrechamente desde la entrada en vigor del TLC y la rapiña del “libre comercio” contra México por el imperialismo estadounidense. El GEM lucha por ganar al proletariado mexicano a una perspectiva revolucionaria internacional conjunta con las luchas de sus hermanos y hermanas de clase del poderoso proletariado estadounidense, mediante el combate contra el nacionalismo que encadena al proletariado a su burguesía. Correspondientemente, nuestros camaradas en la Spartacist League/U.S. luchan por que los trabajadores estadounidenses rompan con el nacionalismo reaccionario y el racismo contra negros e inmigrantes, que domina al movimiento obrero y sirve para atar a los trabajadores a la clase dominante.
http://www.icl-fi.org/espanol/oldsite/CORPOR14.HTM
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.02.24 22:08 Ruu_98 Aquí van alrededor de 90 propuestas para el programa autonómico de Podemos CyL.

Hola compañeros y compañeras, durante un tiempo he estado pensando y recogiendo propuestas para esta nuestra comunidad, y aquí van cerca de 90. Espero que esto sirva para crear debate y ayudar al Consejo Ciudadano y al Secretario General de la comunidad a crear el programa autonómico. Las he dividido en apartados, para que sea más amena la lectura. Espero que os interese:
ECONOMÍA, EMPLEO Y RESCATE CIUDADANO.
-Realizar una auditoría pública de la Junta de Castilla y León
-Impuestos sobre el juego, que ya existen en Andalucía, Asturias, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Galicia, Región de Murcia y Comunidad Valenciana
-Impuestos medioambientales, como son el impuesto sobre emisiones de gases, el canon de saneamiento de agua, el impuesto sobre vertidos, el impuesto sobre depósitos de residuos y el impuesto sobre instalaciones peligrosas, que ya existen en Andalucía, Asturias, Islas Baleares, Castilla-La Mancha, Cataluña, Extremadura, Galicia, La Rioja, Comunidad de Madrid, Región de Murcia y Comunidad Valenciana
-Mayor subida de los tramos altos de los impuestos progresivos autonómicos y bajada de los tramos bajos
-Reducir impuestos a Pymes y autónomos; especialmente a las Pymes dirigidas por menores de 30 años y a los autónomos menores de 30, para así intentar atraer a la gente joven a la comunidad además de tratar de incentivar el emprendimiento entre los más jóvenes
-No a la participación de las Empresas de Trabajo Temporal en la Administración
-Aumento considerable en la inversión en I+D+i en la región
-Nacionalizar empresas estratégicas que abusen de los ciudadanos
-Poner en marcha en la región el Trabajo Garantizado
-Eliminar los coches oficiales, así como cualquier beneficio material que sea otorgado a los políticos por serlo
-Reducción del sueldo de los políticos de la Junta
-Quitar las dietas a los políticos de la Junta que posean casa donde se encuentran las Cortes, o sea, en Valladolid
-Crear una Banca Social y Pública autonómica, al servicio del desarrollo de la Comunidad
-Crear unos mínimos vitales de agua y luz para las personas con menos recursos
-Reducir el número de consejerías autonómicas
TRANSPARENCIA, ANTICORRUPCIÓN Y ADMINISTRACIÓN
-Publicación del sueldo de todos los políticos, sea Presidente/a de la Junta de Castilla y León, Consejero Autonómico, procurador, alcalde, concejal,...
-Hacer mucho más transparente la actividad parlamentaria, ya sea a través de la página web o a través de la televisión pública castellanoleonesa
-Aumentar considerablemente las sanciones a los delitos de corrupción, así como las penas de cárcel
-Las empresas que tengan relación con paraísos fiscales no podrán participar en contratos públicos ni a ayudas o subvenciones autonómicas
-Implantar el software libre en la administración
EDUCACIÓN Y CULTURA
-Visitas totalmente gratuitas a galerías, museos, bibliotecas... financiadas con fondos públicos, o, al menos, reducir la entrada al precio simbólico de 1€
-Aumento de gasto público educativo hasta el 7% del PIB autonómico
-Limitar a 20, en Educación Infantil y Primaria, y a 25, en Educación Secundaria, el número máximo de alumnos por aula
-Reducir el tiempo para hacer una sustitución de un profesor de 2 semanas a 1 en el caso de que el profesor de clase a alumnos de 2º de bachillerato; ya que de por sí para estos alumnos el curso es corto (terminan un mes antes, para poder prepararse selectividad), si le sumamos la tardanza en la sustitución de un profesor puede ser un verdadero perjuicio
-Parar de cerrar colegios en los pueblos para que muchas familias no se tengan que ir a las ciudades
-Hacer una reforma educativa a nivel autonómico duradera y con consenso
-Poner a nivel europeo las horas de educación física impartidas en las enseñanzas obligatorias
-Incluir una asignatura en los dos primeros cursos del Educación Secundaria sobre Participación Democrática y DDHH
-Dar la opción de menús vegetarianos en los colegios públicos donde exista comedor
-Aumentar las clases de refuerzo para los alumnos con más dificultades
-Implantar clases de actividades de profundización para alumnos con mayores capacidades
-Ampliar la red de centros de Educación para Personas Adultas
-Congelar las tasas universitarias
-Aumentar las becas disponibles, y que estén más repartidas (de nada vale darle 6000€ a uno y 0 a otro, será mejor repartirlo un poco más)
-Fomentar cursos gratuitos de castellano para extranjeros
-Fomento del leonés en las provincias de León, Zamora y Salamanca
-Mayor fomento y difusión de nuestro patrimonio artístico, cultural y medioambiental, ya sea por la televisión pública autonómica, por información en las escuelas, mediante profesionales que se ocupen de su gestión y promoción o por otros medios como la web de la Junta
SANIDAD
-Creación de una Ley de atención a personas afectadas con enfermedades raras
-Colaboración en materia sanitaria con las CCAA colindantes
-Mantener los consultorios médicos en los pueblos de la región
-Hacer de nuevo estudio de todos los núcleos urbanos de la región, adecuando la asistencia sanitaria a las necesidades reales de la misma, teniendo en cuenta la dispersión y edad de la población
-Aumento del número de camas por habitante hasta llegar a la media europea
-Derogación de la orden de creación de las UNIDADES DE GESTIÓN CLINICA, publicadas en el BOCYL DEL VIERNES 5 DE DICIEMBRE DE 2014, pag.81695
-Dotar a los profesionales de Atención Primaria de los recursos necesarios para la buena práctica clínica en cualquier punto de la geografía Castellano-Leonesa. La eficiencia y eficacia en esta atención, traería como consecuencia la disminución de la demanda Urgente Hospitalaria, que colapsa el sistema, y el número de ingresos hospitalarios, por lo que las listas de espera disminuirían. Hay que tener en cuenta que el punto de entrada a la Sanidad, es a través de la Atención Primaria
-Agilizar las listas de espera para practicar intervenciones quirúrgicas, ya sea aumentando el número de profesionales sanitarios, creando más quirófanos o por otros métodos
-Posibilitar y potenciar la utilización de la píldora RU-486
-Derecho a la muerte digna a las personas con enfermedades terminales
VIVIENDA
-Los pisos que tenga la Banca sin vender que pasen a la Junta y esta que pueda ponerlos de alquiler social, o por lo menos permitir la dación en pago
-Parar todos los desahucios de primera vivienda en los que estén involucrados menores de 18 años, mayores de 65, personas con enfermedades crónicas o enfermedades raras, familias en las que no entre ningún sueldo o en las que la hipoteca sea más del 40% del sueldo global de todos los habitantes de la casa
-Fomento del alquiler, creando un servicio público que facilite el mismo, poniendo en contacto a propietarios e inquilinos
-Aumento de la oferta de viviendas de protección oficial
-Subvención para la rehabilitación ecológica de viviendas
AGRICULTURA Y GANADERÍA
-Quitar las tierras a terratenientes que apenas las utilicen
-Crear una nueva ley de agricultura, con el consenso de los principales sindicatos agrarios de la región (COAG, UPA y ASAJA), en la que se proteja a los pequeños y medianos agricultores, así como a los jornaleros, de los grandes terratenientes y de los especuladores
-Creación de un Banco de semillas, el cual pueda ser usado por los agricultores
-Fomentar la creación de cooperativas agrícolas y ganaderas
-Prohibición de los cultivos y productos transgénicos
-Aumentar las inspecciones a las explotaciones ganaderas, así como las multas a aquellas que violen las leyes sanitarias y/o de protección animal
-Creación de un Observatorio de precios como tienen otras Comunidades Autónomas, como Andalucía, Valencia, La Rioja, Canarias.. para hacer un seguimiento de la conformación del precio desde el productor al consumidor
INDUSTRIA
-Apoyar el desarrollo de industrias locales orientadas, sobre todo, a canales cortos de comercialización
-Ayudas a la reindustrialización de los municipios con menos de 10.000 habitantes y que estén perdiendo población
-Incentivos a las industrias que reduzcan notablemente su contaminación y/o contraten a personas con discapacidades
IGUALDAD
-Creación de una ley contra la LGTBI-fobia, parecida a la ley catalana aprobada en octubre del 2014; que contemple medidas que vayan desde el trabajo pedagógico en las escuelas y universidades hasta un régimen sancionador que establezca multas contra infracciones leves, graves o muy graves.
-Creación, a nivel estatal, de una Ley Integral para las Personas Transexuales, parecida a la ley andaluza aprobada en junio del 2014 y a la gallega de abril de ese mismo año; que regule el derecho de autodeterminación de género, que permita operaciones de cambio de sexo gratuitas, que garantice la no segregación en el acceso a los servicios comunes de atención primaria y a los servicios especializados, que recoja la posibilidad de que las personas transexuales cuenten con documentación administrativa provisional mientras dure su proceso de rectificación de las menciones de sexo y nombre para proporcionarles una mejor integración social y el acceso a los servicios administrativos, etc.
-Dar formación a los profesores para que sepan cómo actuar ante situaciones de niños o adolescentes LGTBI, ya que muchos no saben qué hacer ni cómo ayudar.
-Enseñar desde el instituto las diferencias entre sexo, género, orientación y expresión del género. Así evitaríamos la confusión de muchos jóvenes y en gran parte los adolescentes empezarían a asumir que hay diferentes formas de sentir y de actuar y que no deben discriminar por ello.
-Las empresas que hayan incurrido en delitos de odio (racismo, xenofobia, sexismo, LGTBI-fobia,...) no podrán optar a contratos públicos ni a subvenciones o ayudas autonómicas
-Considerar el no respeto de la orientación sexual o la identidad sexual por parte de madres y padres de menores como una forma de maltrato infantil
-Acceso a la reproducción asistida a todas las mujeres, es decir, eliminar la restricción a mujeres solas y lesbianas
-Avanzar en la regulación de la gestación subrogada con criterios de altruismo (que no es lo mismo que el vientre de alquiler)
LAICIDAD
-Quitar las subvenciones a la Iglesia, así como a cualquier religión
-Quitar cualquier símbolo religioso de cualquier institución pública, sean las Cortes, un ayuntamiento, un colegio, una universidad,...
-Quitar a la Iglesia todas las infraestructuras arrebatadas a la Junta para que vuelvan a ser públicas
-No eximir a la Iglesia ni a ninguna otra religión del pago de impuestos
-No donar nada de suelo público a congregaciones religiosas
-Redefinir las conmemoraciones del calendario laboral para que sean de carácter civil, se establezcan en fechas fijas y con denominación neutra de las vacaciones escolares
-Exclusión de la presencia institucional de clérigos en los centros públicos sanitarios o residencias
MEDIO AMBIENTE Y ANIMALES
-Quitar las subvenciones a la tauromaquia y a la promoción de esta
-Prohibir el Toro de la Vega
-Prohibir el sacrificio de animales sanos en refugios y perreras
-Mayor reforestación con árboles autóctonos, tanto en zonas quemadas como las que no lo están, en CyL hemos perdido demasiada masa forestal y debemos recuperarla.
-Subvencionar industrias en las que se utilicen energías renovables
-Implantar una fiscalidad verde sobre la industria contaminante
-Cierre urgente de la central nuclear de Santa María de Garoña
-Proclamar "Castilla y León. Comunidad libre de fracking"
-Plan de Mejora de la Calidad del Aire que permita disminuir la tasa de enfermedades cardiovasculares y respiratorias y las muertes por causa difusa, causadas muchas de ellas por la mala calidad del aire que respiramos.
LEY ELECTORAL, PARTICIPACIÓN CIUDADANA Y ASOCIACIONISMO
-Reforma de la Ley Electoral para instaurar la circunscripción única para toda Castilla y León, para que el reparto de escaños sea proporcionalmente puro y en la que las listas sean abiertas
-Voto en blanco computable. Que los votos en blanco computen en la asignación de escaños, de manera que queden sin ocupar los escaños correspondientes a los votos en blanco.
-Poner en funcionamiento una plataforma digital que permita que los ciudadanos se dirijan a las administraciones públicas
-Impulso del movimiento asociativo
-Ceder edificios infrautilizados para el fomento del asociacionismo cultural y juvenil, así como para la creación artística y las redes de solidaridad popular
MEMORIA HISTÓRICA
-Eliminar los residuos de la dictadura, es decir, las diferentes simbologías y privilegios que aún persisten
-Mayor cooperación entre la Junta y la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica
-Homenajear desde las Cortes a las víctimas de la dictadura
Espero que les hayan gustado y también espero haber ayudado a crear el programa de nuestra comunidad. Y ya sabéis, si os gustó: flechita hacia arriba.
submitted by Ruu_98 to PlazaCastillayLeon [link] [comments]